¿Cómo limpiar discos de vinilo?

Limpiar los discos de vinilo y mantenerlos libres de polvo es un factor importante para preservarlos y mantener su calidad de sonido perfecta durante más tiempo.

El crujido y los estallidos que experimenta con muchos de los discos es el resultado del polvo asentado y acumulado en las ranuras del vinilo durante un largo período de tiempo. Además, la fricción y el calor creados por el lápiz que golpea las partículas de polvo mientras se desplaza entre las ranuras, crean una especie de mini explosión que puede hacer agujeros en las paredes de la arboleda del disco. Incluso los discos nuevos vienen recubiertos con algún tipo de compuesto desmoldeante que debe limpiarse antes de la primera reproducción para obtener la mejor calidad de sonido de tu vinilo. Se ha demostrado que reproducir discos sucios puede causar daños permanentes, no solo al vinilo en sí, sino también al lápiz óptico. Esto, con el tiempo, dará lugar a otros gastos innecesarios. Entonces, ¿por qué no minimizar el daño y quedarse con tu dinero para añadir nuevos títulos a tu colección? Necesitas saber cómo limpiar tus discos correctamente, de una manera segura, o podrías dañar tus álbumes y su calidad de sonido. Aunque existen numerosos consejos y trucos sobre cómo limpiar tus discos de vinilo, ninguno de ellos es perfecto y tampoco purificará tus discos y los dejará como nuevos. Todavía tendrán rasguños que ninguna cantidad de limpieza solucionará. Recuerda, un disco limpio durará más y sonará mejor.

MANEJO DEL VINILO

El mejor método para mantener limpio tu vinilo es asegurarse de que tu disco no se ensucie, por eso es tan importante el buen almacenamiento de los vinilos. Hay muchas personas que aparentemente no saben cómo manejar correctamente un vinilo. Regla número uno: evitar tocar la superficie ranurada con los dedos, ya que contiene aceite y suciedad que dañan el vinilo. Siempre agarra y sostén el disco por el borde o la superficie etiquetada. Sostén el disco con el dedo índice en la etiqueta central y el pulgar en el borde exterior. Cuando coloques o quites el disco del tocadiscos, asegúrate de usar ambas manos. Además, puedes conservar tus vinilos almacenándolos correctamente.

Hay dos métodos de limpieza básicos que puedes utilizar, limpieza en seco y en húmedo. El método seco implica utilizar algún tipo de cepillo, preferiblemente de fibra de carbono, que esté diseñado para barrer el polvo de la superficie del disco. Con el método húmedo, también conocido como limpieza profunda, utilizarás algún tipo de líquido limpiador para ayudar con el proceso de limpieza.

LIMPIEZA EN SECO

La forma más fácil de limpiar tu vinilo y mantenerlo en buenas condiciones es cepillarlo en seco antes y después, para evitar la acumulación de polvo y otras impurezas. El uso de un cepillo antiestático mantendrá tus discos más limpios durante un período de tiempo más prolongado. La mayoría de los cepillos tienen dos filas de cerdas, una para barrer el polvo y la otra para desestabilizar. Con un ligero toque, sostén suavemente el cepillo sobre la superficie del disco mientras giras para barrer el polvo y reducir la acumulación de estática. Después de una o dos rotaciones, inclina el pincel hacia el borde del disco y retíralo lentamente. Además, no olvides limpiar el cepillo después de cada uso. ¡Esto debería ser una parte esencial de la reproducción de un disco!

LIMPIEZA HÚMEDA

Se recomienda el método húmedo para limpiar profundamente tus discos de vez en cuando. Esto se puede lograr a mano o con una máquina especial de limpieza de discos, pero siempre elimina las partículas de polvo de la superficie con un cepillo antes de continuar. Hay varios kits de limpieza de discos en el mercado que hacen un muy buen trabajo y dan excelentes resultados. La mayoría de las veces, estos consisten en un cepillo direccional, una solución líquida y un cepillo más pequeño para limpiar el cepillo direccional. Ya sea que estés utilizando una solución de limpieza comercial y accesorios o estés limpiando tus vinilos con una solución casera, el proceso es casi el mismo.

A continuación te explicamos un método barato para limpiar en profundidad tus vinilos con un presupuesto limitado. Este método funciona para eliminar las huellas dactilares y la suciedad que el cepillo seco no puede eliminar. Los ingredientes que necesitarás son: agua destilada (no desmineralizada), alcohol isopropílico al 90% -99% (este es un ingrediente en muchas soluciones de limpieza de discos comerciales), líquido para lavavajillas (sin color ni fragancia si es posible) y un par de paños de microfibra suaves y sin pelusa. El líquido del lavavajillas romperá la tensión superficial y permitirá que la solución limpiadora penetre profundamente en las ranuras del disco.

• Mezcla 1/4 de alcohol isopropílico al 96-99%, 3/4 de agua destilada y una o dos gotas de líquido de lavavajillas. La mejor manera de hacerlo es añadir estos ingredientes a una botella con atomizador y agitar bien.
• Coloca el disco en un paño de microfibra. Rocía la solución en el disco asegurándote de que nada de ella se meta en la etiqueta. Luego espera unos segundos a que el líquido entre en las ranuras.
• Coge un paño de microfibra y limpia suavemente el vinilo con un movimiento circular un par de veces. Para obtener el mejor resultado, repite este paso también en la otra dirección.
• Voltea el disco y repite el proceso.
• Limpia el disco con un paño de microfibra empapado en agua destilada. Enjuagar ambos con agua destilada y dejar secar colocándolo en posición vertical.

MÁQUINAS DE LIMPIEZA AL VACÍO

Si tienes una gran colección de discos, la mejor opción para una limpieza profunda es comprar una máquina de limpieza de discos al vacío. Estos son generalmente costosos, pero limpian los vinilos de manera rápida y efectiva. Funcionan aplicando automáticamente una solución de limpieza, eliminando la suciedad y luego aspirando el líquido y los residuos del vinilo. 

EL MÉTODO DEL PEGAMENTO PARA MADERA

Muchos coleccionistas de discos confían en esta técnica para la limpieza del vinilo. En teoría, el pegamento para madera y el material del que están hechos los discos de vinilo son tan químicamente similares que el pegamento no se puede adherir al disco. Sin embargo, se adherirá a todo lo demás del vinilo, incluido el aceite, el polvo, la suciedad, el moho, los hongos, etc. Es como darle a tu disco una cera de spa. Se recomienda probar esta técnica en algún vinilo antiguo e inútil primero y luego seguir con los más valiosos si estás satisfecho con el resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.